5 consejos de nutrición para pacientes en tratamiento por Cáncer Cervicouterino

El Cáncer Cervicouterino (CaCu), es el segundo cáncer más frecuente en México y el tercero a nivel mundial. En México el 80% de las mujeres diagnosticadas con CaCu se encuentran en un estadio localmente avanzado, donde el tratamiento estándar es la quimioterapia y la radioterapia, ambas son aplicadas de manera simultánea.

Durante el tratamiento oncológico el estado general de las mujeres puede verse afectado. Una de las alteraciones más importantes es el estado de nutrición, ya que existe principalmente una pérdida de masa muscular y grada, por otra parte, las pacientes presentan síntomas gastrointestinales como náuseas, vómito, diarrea, falta de apetito, estreñimiento, los cuales incremental el riesgo de desnutrición.

Aproximadamente 6 de cada 10 pacientes con CaCu presentan una pérdida importante de masa muscular, esto se debe, a que comen alrededor de un 54% de las calorías que requieren al día.

En el tratamiento de CaCu a las pacientes se les recomienda hacer modificaciones en su dieta, como es el caso de:

  • Lácteos: Consumir lácteos bajos en lactosa o deslactosados, y que además sean bajos en grasa (yogurt natural, requesón, queso cottage, queso panela).
  • Grasas: Evitar el consumo de alimentos fritos, capeados o empanizados, ya que podrían incrementar los síntomas gastrointestinales como diarrea y dolor abdominal; así como alimentos que en sí mismos tienen alto contenido de grasas saturadas (chicharrón, chorizo, barbacoa, entre otros).
  • Bebidas azucaradas: Hay que evitar bebidas como el refresco, aguas de sabor o jugos procesados, por su alto contenido en azúcares. Se debe consumir agua de frutas naturales sin endulzas y agua simple.
  • Carne: Es muy importante la cocción de las carnes, evitando por completo aquellos platillos que la contengan cruda o en término medio.

Durante el tratamiento oncológico se pueden bajar las defensas y la presencia de bacterias fácilmente podría causar una infección.

Adicionalmente, procurar comer carnes que contengan poca grasa, evitar la piel del pollo y de la carne.

  • Leguminosas: Se recomienda retirarlos de la dieta debido a que son productores de gas y favorecen algunos de los síntomas gastrointestinales durante la radioterapia.

Es importante que cada paciente acuda a un nutriólogo especialista, para que con base en su diagnóstico se pueda otorgar un plan de alimentación personalizado y una orientación nutricional adecuada. . En el Modelo Integral para la Atención del Cáncer Cervicouterino Localmente Avanzado y Avanzado (MICAELA) contamos con especialistas en nutrición que acompañan a cada paciente antes, durante y después de su tratamiento, para prevenir y controlar los síntomas que produce el tratamiento oncológico.

Fuentes:

  • Bray F, Ferlay J, Soerjomataram I. Global Cancer Statistics 2018 : GLOBOCAN Estimates of Incidence and Mortality Worldwide for 36 Cancers in 185 Countries. CA Cancer J Clin. 2018;394–424.
  • M. Sánchez; D. Castro-Eguiluz; J. Luvián-Morales: R. Jiménez-Lima; J. L. Aguilar-Ponce; D. Isla-Ortiz y L. Cetina. Deteroriaton of nutritional status of patients with locally advanced cervical cancer during treatment with concomitant chemoradiotherapy. 2019. Journal of Human Nutrition and Dietetics. Consultado en: https://cutt.ly/se34Xoz
  • Gómez, C.; Palma, S.; Calvo, S.; Riobó, P. y Robledo, S. “Alimentación, nutrición y Cáncer: prevención y tratamiento. 2016. UNED. Consultado en: https://cutt.ly/Je37zMi
  • Flores, L.; Castro, D.; Reyes, D.; Jaimes, E.; Cano, C.; Avedaño, C. y Inzunza, M. 2018. Effects of Dietary Components During and after Concomitant Chemoradioterapy, Radiotherapy, or Sequential Chemoradiotherapy to the Abdominopelvic Area. Revista de Investigación Clínica. 70(3).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *